Qué hacer para que Jazztel deje de llamarte

Publicado el 24 de septiembre de 2012 a las 7:07

80


Tras un par de semanas de silencio retomo el blog con un post que espero que a más de uno le compense por mi silencio de estos días.

No hace mucho, me lamentaba aquí del acoso que sufría por parte del departamento de telemarketing de Jazztel: continuas llamadas, muchas de ellas a horas intempestivas, y eternas discusiones kafkianas con sus agentes. Una guerra que daba por perdida ya que hasta ese momento mis intentos (innumerables llamadas a su call-center; alta en la lista Robinson de exclusión publicitaria) de dejar de ser objetivo comercial de esta compañía habían resultado infructuosos.

Pero se obró el milagro: una persona (a la que estaré eternamente agradecida, al igual que muy probablemente lo estaréis algunos de vosotros después de leer estas líneas) se puso en contacto conmigo via twitter para compartir conmigo su experiencia; hastiado como podía estarlo yo de recibir las mil y una llamadas de Jazztel se puso en contacto con el community manager de la compañía para transmitirle su malestar. Funcionó. De alguna manera su súplica debió tocar alguna fibra sensible del tipo porque en un arrebato compartió con él el secreto mejor guardado del sector de las telecomunicaciones en este país: cómo conseguir dar de baja tus datos personales de todos los ficheros y bases de datos comerciales que maneja Jazztel y, con ello, lograr hacerte invisible para sus hordas de teleoperadores. Ese mismo secreto que ahora me dispongo a compartir contigo.

(Pausa dramática).

Tan simple como una dirección de correo-e: <Defensor.del.usuario@jazztel.com> (update de mayo de 2016: ahora hay que usar la dirección de correo bajaemail@jazztel.com). Un servicio muy poco publicitado (de hecho, no es posible encontrar una sola referencia a esta figura en la página web de Jazztel) pero aparentemente bastante efectivo: basta con hacerles llegar un correo-e solicitando la exclusión de tus datos personales del tratamiento con fines de publicidad o prospección comercial por parte de Jazztel conforme a lo dispuesto en Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal. En cosa de cuatro-cinco días se te notifica que el borrado de datos se ha realizado:

Mano de santo. Más de un mes ya sin volver a saber de ellos. Casi hasta les echo de menos.

PD: Mi enhorabuena a los responsables de Jazztel por poner en marcha este servicio de Defensa del Usuario. Iniciativas de esta naturaleza son las que contribuyen a que un sector con una imagen tan negativa a ojos del consumidor como el nuestro pueda llegar a recuperar algún día su confianza. En la misma línea, Telefónica dispone desde hace algunos años del Servicio de Defensa del Cliente.

PD2: Gracias a Juan Ignacio por indicarnos que desde comienzos de año la dirección que debe utilizarse es bajaemail@jazztel.com.