Telefónica compra Vivo. Escenarios

Publicado el 17 de julio de 2010 a las 11:22

0


Telefónica da por extinguida su oferta para comprar el 50% de la holandesa Brasilcel, participada por la compañía española y por Portugal Telecom, propietaria del 60% de la brasileña Vivo. La compañía española comunicó este “hecho relevante” a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ayer por la tarde. Según esta comunicación a la CNMV, Telefónica desiste de su oferta al no haberla aceptado el Consejo de Administración de Portugal Telecom, dentro del plazo fijado.

Los amantes de la estrategia en el mundo de la empresa deben estar disfrutando como enanos con la operación de compra de Vivo (de seguir así terminará por convertirse en un caso de estudio de las escuelas de negocio). Los aficionados a la teoría de juegos también:

La teoría de juegos es un área de la matemática aplicada que utiliza modelos para estudiar interacciones en estructuras formalizadas de incentivos (los llamados juegos) y llevar a cabo procesos de decisión. Sus investigadores estudian las estrategias óptimas así como el comportamiento previsto y observado de individuos en juegos. Tipos de interacción aparentemente distintos pueden, en realidad, presentar estructuras de incentivos similares y, por lo tanto, se puede representar mil veces conjuntamente un mismo juego.

Desarrollada en sus comienzos como una herramienta para entender el comportamiento de la economía, la teoría de juegos se usa actualmente en muchos campos, como en la biología, sociología, psicología y filosofía. Experimentó un crecimiento sustancial y se formalizó por primera vez a partir de los trabajos de John von Neumann y Oskar Morgenstern, antes y durante la Guerra Fría, debido sobre todo a su aplicación a la estrategia militar —en particular a causa del concepto de destrucción mutua garantizada. Desde los setenta, la teoría de juegos se ha aplicado a la conducta animal, incluyendo el desarrollo de las especies por la selección natural. A raíz de juegos como el dilema del prisionero, en los que el egoísmo generalizado perjudica a los jugadores, la teoría de juegos se ha usado en economia, ciencias políticas, ética y filosofía. Finalmente, ha atraído también la atención de los investigadores en informática, usándose en inteligencia artificial y cibernética.

Aunque tiene algunos puntos en común con la teoría de la decisión, la teoría de juegos estudia decisiones realizadas en entornos donde interaccionan. En otras palabras, estudia la elección de la conducta óptima cuando los costes y los beneficios de cada opción no están fijados de antemano, sino que dependen de las elecciones de otros individuos. Un ejemplo muy conocido de la aplicación de la teoría de juegos a la vida real es el dilema del prisionero, popularizado por el matemático Albert W. Tucker, el cual tiene muchas implicaciones para comprender la naturaleza de la cooperación humana. La teoría psicológica de juegos, que se arraiga en la escuela psicoanalítica del análisis transaccional, es enteramente distinta.

Los analistas de juegos utilizan asiduamente otras áreas de la matemática, en particular las probabilidades, las estadísticas y la programación lineal, en conjunto con la teoría de juegos. Además de su interés académico, la teoría de juegos ha recibido la atención de la cultura popular. La vida del matemático teórico John Forbes Nash, desarrollador del Equilibrio de Nash y que recibió un premio Nobel , fue el tema de la biografía escrita por Sylvia Nasar, Una mente brillante (1998), y de la película del mismo nombre (2001).

Fuente: Wikipedia

Escenarios inmediatos que se vislumbran:

– Telefónica desiste de la tentativa de adquisición y tras un periodo de trasnsición la operación conjunta Telefónica-Portugal Telecom vuelve a la normalidad (altamente improbable).

– A la vuelta del verano Telefónica lanza una nueva oferta de compra, pero en esta ocasión no por la participación en Vivo, sino por Portugal Telecom en su totalidad (posible).

– Telefónica acude a los tribunales para conseguir la disolución de Brasilcel, la sociedad que mantiene con Portugal Telecom para controlar Vivo. Tras ello, cada operador mantendría en torno a un 29% de las acciones de la empresa brasileña y cualquiera de los dos podría acudir al mercado para hacerse con el porcentaje suficiente para controlar en solitario la operadora móvil (muy probable).

Update 19/07:

Telefónica ha contratado al despacho holandés De Brauw Balckstone Westbroek para diseñar la estrategia jurídica encaminada a propiciar la disolución de Brasilcel, la sociedad que comparte con Portugal Telecom (PT) a través de la cual se instrumentaliza el control de la operadora de móvil brasileña Vivo, informaron a Europa Press  fuentes cercanas a la negociación.

No iba muy desencaminado 🙂