Telefónica compra Vivo. Continuará

Publicado el 30 de junio de 2010 a las 22:52

0


Como era previsible, la primera intentona de Telefónica por hacerse con el 50% de las acciones que Portugal Telecom posee de Brasicel, empresa a través de la cual ambas controlan conjuntamente el 60% de la operadora brasileña de telefonía móvil Vivo ha terminado en nada.

O en algo, ya que dado que la asamblea de accionistas aprobó finalmente la operación, el estado portugués,  que se había pronunciado anteriormente en contra de que PT perdiese el control sobre la filial brasileña, se vio obligado a recurrir a su acción de oro sobre la operadora para rechazar la venta.

Aunque el repentino incremento en la cantidad ofrecida a última hora de ayer hacía prever que la oferta obtendría el beneplácito de la junta de accionistas, también se esperaba que en última instancia el gobierno luso la vetara (hoy se bromeaba en los pasillos de la sede de la Ciudad de las Comunicaciones con la hipótesis de que la victoria de España sobre Portugal en el mundial de fútbol no ha hecho sino acrecentar el rechazo a la venta por parte de los dirigentes portugueses y que quizá hubiera sido preferible para los intereses de la compañía española que el resultado en Sudáfrica no nos hubiese favorecido).

Pero la historia no acaba aquí: la Comisión Europea ya se pronunció en su día en contra del uso de este mecanismo por parte del gobierno portugués y el próximo día 8 podría tomar alguna medida al respecto. Por si entonces se diese un giro favorable a sus intereses, Telefónica ya ha anunciado que extiende su oferta de compra hasta el día 16.

En definitiva: sabíamos que esto pasaría, pero también que el partido no ha terminado. Mi experiencia, tras más de tres años trabajando en Brasil, es que Vivo es un activo estratégico al que Telefónica no puede renunciar a gobernar en solitario, aprovechando y desarrollando las sinergias que se generarían con su eventual integración con Telesp, el operador fijo que ya controla en la región.

¿Mi impresión? Telefónica se hará con Vivo más tarde ó temprano. Y el más tarde no irá más allá de meses. Aunque ello implique tener que comprar Portugal Telecom en su totalidad.