Nuestro mercado cada vez es más competitivo. ¿Estás seguro?

Publicado el 22 de noviembre de 2010 a las 10:46

4


Nuestro mercado es cada vez más competitivo. La competencia en el sector continúa creciendo. La presión competitiva ha aumentado. ¿Cuántas presentaciones hemos visto que comienzan con expresiones como estas? Por lo general, en un acto de fe, las damos por buenas. Sí, las cosas se están poniendo difíciles, la competencia aprieta. ¿Viste su última campaña? ¿Y esa oferta que tanto daño nos está haciendo?. Sin embargo, pocas veces he visto a alguien argumentar cuantitativamente aseveraciones de semejante índole. Y no es tan complicado.

El índice Herfindahl-Hirschman (HHI) es una medida comúnmente aceptada de la concentración de un mercado y, por ende, del nivel competitivo del mismo. Se calcula como la suma de los cuadrados de las cuotas de mercado de las compañías que participan en dicho mercado y estará comprendido entre 0 (propio de un escenario en el que múltiples empresas compiten entre sí con cuotas de mercado para cada una de ellas no significativas) y 1 (valor asociado a un mercado monopolístico). Esto es, un incremento en el valor del índice Herfindahl-Hirschman de un mercado señala un aumento de la concentración de poder en él (y consecuentemente la disminución del nivel competitivo); recíprocamente, una disminución del valor del índice indica que la competencia en el mercado ha aumentado.

Un ejemplo trivial ayudará a visualizar mejor el método de cálculo.

Supongamos un mercado en el que compiten cuatro empresas, A, B, C y D.

Cuota de mercado(A) = 60%
Cuota de mercado(B) = 20%
Cuota de mercado(C) = 10%
Cuota de mercado(D) = 10%  

De donde HHI = (0,6)² + (0,2)² + (0,1)² + (0,1)² = 0,42

En un momento dado, la empresa A adquiere a la empresa D, con lo que el nuevo
reparto del mercado y su HHI quedarían como sigue:

Cuota de mercado(AD) = 70%
Cuota de mercado(B) = 20%
Cuota de mercado(C) = 10% 

Y el nuevo HHI = (0,7)² + (0,2)² + (0,1)² = 0,54

El HHI aumenta de 0,42 a 0,54, un resultado acorde con el aumento de concentración
del mercado derivado de la desaparición de uno de los actores competidores.

El HHI es, de hecho, uno de los mecanismos que los reguladores de mercado habitúan a utilizar a la hora de evaluar operaciones de adquisición y fusión y su efecto sobre el grado de competencia en el mercado. En EEUU, por ejemplo, se considera formalmente un mercado dado como concentrado si su HHI es mayor que 0,18. En tales mercados, cualquier operación corporativa de adquisición o fusión que genere un incremento del HHI superior a 0,01 se encontrará con objeciones por parte de los organismos de control antimonopolio existentes.

Por aquello de ver el índice HHI en acción he obtenido los valores y evolución de tres mercados que conozco (o al menos debería) bastante bien: los mercados de telefonía fija, ADSL y telefonía móvil en España. Utilizo para ello las cuotas de mercado por número de accesos/líneas publicados por la CMT (años 2000 y 2005: informe anual; año 2010: informe del segundo trimestre).

Obsérvese la fuerte caída del valor del HHI del mercado de telefonía fija desde tasas propias de un pseudo-monopolio (año 2000) hasta la fecha, denotando el notable incremento de la competencia durante el periodo, tendencia que se ha visto particularmente acentuada durante el segundo lustro considerado (2005-2010).

Tanto en el mercado de ADSL como en el de telefonía móvil se partía de entornos más competitivos (menores valores del HHI que los señalados para el mercado de telefonía fija) y su evolución posterior ha sido también hacia un escenario de mayor presión competitiva (decrecen los HHI, particularmente en el caso de la telefonía móvil, fruto de la entrada paulatina de nuevos actores que consiguen una presencia relevante – Yoigo, OMV, etc.-).

Con los números delante, ya tengo el comienzo para mi próxima presentación: Sí, nuestro mercado es cada vez más competitivo.