Fan de la sanidad pública

Publicado el 16 de Octubre de 2011 a las 20:52

4


Como algunos de vosotros ya sabéis, he pasado buena parte de estos últimos meses entrando y saliendo del hospital. Una experiencia desde luego poco recomendable pero de la que he sacado algunos valiosos aprendizajes. Uno de ellos es que tenemos una sanidad pública que no nos merecemos. En el buen sentido. Hasta ahora había tenido la fortuna de no tener que afrontar en primera persona ninguna situación médica particularmente grave; mi experiencia en hospitales y centros de salud públicos era mínima y por lo tanto mi capacidad para juzgar el funcionamiento de la sanidad pública en España muy limitada. Tras estos interminables meses me considero ya en disposición de opinar con conocimiento de causa al respecto: sin lugar a dudas tenemos la inmensa fortuna de contar con unos servicios sanitarios excepcionales. Como todo, mejorables en algunos aspectos. Pero la valoración general es de sobresaliente, muy particularmente en lo que se refiere a la capacitación, disposición y actitud de todo el personal.

Escucho las noticias sobre los recortes de servicios sanitarios en Cataluña y me dan escalofríos. Después de pasar por lo que he pasado veo claro que mantener el nivel de servicio que hoy recibimos debe ser una prioridad para todos. Quizá debamos racionalizar aspectos asociados a los mecanismos de gestión de los recursos existentes; probablemente alguien debería reflexionar acerca del desmesurado número de hospitales que se están inaugurando en cada esquina (situación que los propios profesionales del sector critican a la vista del limitado servicio que estos nuevos centros ofrecen mientras que hospitales consolidados parecen al borde de la ruina dado lo reducido, por no decir inexistente, de las partidas de inversión en mantenimiento). Pero no podemos permitirnos el lujo de dejar que el nivel de servicio que recibimos en algo tan crítico como es nuestra salud se deteriore lo más mínimo. Da igual si gobiernan los unos y los otros, la sanidad debe seguir siendo una prioridad por encima, me atrevo a decir, de cualquier otra.

Públicamente me declaro hoy fan de la sanidad pública en España. Si tuviera página en Facebook ya habría pulsado el Me gusta. Que siga así por muchos años.

PD: Permitidme que aproveche el post para mostrar mi eterno agradecimiento a los equipos de Neonatología y Cardiología del hospital La Paz de Madrid. Doctor Quero, Antonio, Alex, Alicia, Lucía y todos los demás (neonatólogos, cirujanos, enfermeras, auxiliares) siempre estaremos en deuda con vosotros.